martes, 17 de abril de 2018

TESS, el sucesor de Kepler.

Kepler, el cazador de exoplanetas, es un telescopio espacial que está en marcha desde 2009. Se trata de una de las misiones más prolíferas en este ámbito de estudio, ya que lleva aproximadamente 3.600 exoplanetas confirmados. A día de hoy es el jefe absoluto en lo que a descubrimientos se refiere y, aunque debería haber acabado en 2013, su vida útil durará hasta 2018, una vez que el combustible se acabe. Mientras tanto, el telescopio continúa su misión ampliada, la que los científicos han denominado K2, en busca de nuevos cuerpos fuera del Sistema Solar.
TESS, el sucesor de Kepler.
(Fuente: www.cnet.com)
Sin embargo, por muy buenas que sean las misiones, no son interminables, por lo que un día dejará de observar el cielo nocturno y apagará para siempre su instrumentación. Pero esta no es razón para estar tristes, ya que su sucesora viene de camino. Se llama TESS (satélite de sondeo de exoplanetas en tránsito) y, a priori, será lanzada el jueves 18 de abril. En un principio, publiqué esta entrada ayer, pero al final la sonda no despegó y se pospuso para tres días después. Por ello, he vuelto a redactar el artículo sin dar una fecha concreta, ya que nunca se sabe qué factores podrían alterar el despegue. Así que nos centraremos en las características, el objetivo de la misión, etc.

martes, 10 de abril de 2018

¿Y si Youtube te recomendara exoplanetas habitables en vez de videos?

Poco a poco, la inteligencia artificial, o simplemente IA, se va abriendo paso en nuestras vidas. Desde lo más cotidiano como ver un video en Youtube hasta lo más extraordinario como la búsqueda de vida en otros planetas. Aunque existen varios tipos de IA, muchos se habrán dado cuenta de que en el caso de Youtube se trata de las famosas redes neuronales, un sistema de nodos interconectados que permiten a la máquina tomar ciertas decisiones o averiguar patrones que se le escapan al ser humano.

Recreación de un exoplaneta.
(Fuente: www.nasa.gov)
¿Pero cómo va a estar esto relacionado con la búsqueda de vida extraterrestre? Al igual que Youtube nos recomienda videos que nos pueden gustar dependiendo del tipo de contenido que solamos ver, la red neuronal buscadora de exoplanetas nos recomendará cuerpos donde la vida es más probable que se desarrolle tal como la conocemos hoy. El sistema de redes neuronales es bastante complejo, hecho que ha permitido llegar a usos como el que comentamos, por lo que no me explayaré demasiado en la explicación puramente teórica y les dejaré un enlace a un video, precisamente de Youtube, gracias al cual cualquiera podrá entender este concepto. Como no, se trata de un video de QuantunFracture, así que, aunque ya conozcáis el concepto, no dejéis de verlo. Vale la pena.

jueves, 5 de abril de 2018

Reseñas de ciencia-ficción: El Bosque Oscuro, de Cixin Liu.

Resultado de imagen de el bosque oscuro
Portada de "El Bosque Oscuro"
Editorial: Nova. 2017.
(Fuente: www.novalibros.com)
Lo prometido es deuda y, aunque he tardado más de lo previsto, hoy toca reseña de la segunda parte de mi trilogía favorita. Se titula "El Bosque Oscuro", de Cixin Liu, y pertenece a la "Trilogía de los Tres Cuerpos". En la anterior reseña ya comenté lo alucinado que me dejó el primer libro y, por supuesto, el segundo no fue menos. Antes que nada me gustaría dar las gracias a la editorial Nova por compartir mi entrada y dar visibilidad al blog desde su Twitter. Es un gran placer que os haya gustado la crítica, aunque de crítica tenía bastante poco, ya que casi todo eran alabanzas. Ahora, sin más dilación, aventurémonos en el segundo volumen de esta trilogía.

"El Bosque Oscuro" continúa la historia del primer libro, aunque los personajes son completamente diferentes. El único de los más protagonistas que sigue en esta novela es el inspector de policía Da Shi, uno de los personajes más llamativos de esta historia y cuya permanencia en el relato me hizo muy feliz. No creo que lo que venga a continuación sea spoiler, pero si preferís evitarlo, podéis saltar al siguiente párrafo. Lo que decía. Da Shi es un personaje canalla y muy audaz, un fumador empedernido y con una genialidad táctica que le han dado sus años como comisario. Sinceramente, creo que se trata de un personaje totalmente disonante con el resto, ya que, aunque todos son muy profundos y cada uno tiene su carácter, en todos ellos se respira esa calma y paz tan típicas de las filosofías orientales. Sin embargo, Da Shi parece una piedra que ha sido arrojada contra el jarrón de cristal que componen los demás personajes. Puede que, si te has leído el libro, no estés en absoluto de acuerdo conmigo, ya que el Luo Ji que se nos presenta al principio de la novela también es un personaje llamativo. A pesar de esto, para mi Da Shi sigue siendo mucho más excéntrico durante toda la novela que Luo Ji, ya que este poco a poco se va transformando en una persona más serena, un personaje que, no sé por qué, me transmite calma. También está Rey Díaz, pero como el comisario no hay ninguno. De todos modos, esto es un tema muy personal y habrá opiniones diversas, por lo que continuemos con la reseña.

martes, 3 de abril de 2018

Ícaro, la estrella que voló más lejos.

Click para ampliar imagen
Ícaro.
(Fuente: www.iac.es)
Bueno, volvemos a lo mismo. He vuelto a dejar el blog. Normalmente suelo culpar a la universidad, que me tiene muy ocupado, pero en este caso ha sido diferente. La responsable es la pereza. Sí, soy alguien muy vago. Me encanta la divulgación, pero me cuesta mucho ponerme a escribir cuando llego a casa agotado después de una intensa jornada. Me conozco y sé que si no hago lo que voy a explicar a continuación volveré con lo mismo, por lo que me he planteado un objetivo más estricto. A partir de esta entrada, todas las publicaciones del blog (al menos la mínima semanal que me propuse publicar) serán subidas a la web los martes. Así que, sin más dilación, comencemos.

La protagonista de hoy es una estrella. Un objeto que no es nada especial, ya que sólo en la Vía Láctea se estiman que hay más de 300.000 millones de ellas, así que ¿por qué esta es tan especial? Aunque sus características como cuerpo estelar no sean para tirar cohetes (no se trata de nada revolucionario), Ícaro, así se llama nuestra protagonista, se encuentra a 9.000 millones de años luz de la Tierra, convirtiéndola en la estrella más lejana jamás observada. Para que os hagáis una idea de su lejanía, sólo decir que el Universo visible deja de serlo a 46.500 millones de años luz desde nuestro planeta, por lo que la cifra no es moco de pavo. ¡La luz que nos llega hoy fue emitida por Ícaro cuando el Sistema Solar ni siquiera existía!